Una mala compañera de viaje

La “compañera de viaje” que peor podemos tener a nuestro lado y que todos en algún momento la hemos sufrido. Pesada hasta decir basta, de estas que no paran de hablar todo el rato, y no nos cuenta cosas divertidas ni entretenidas para amenizar nuestro viaje, no. Es de esas “compañeras” que no paran de decirnos las cosas que hemos hecho mal, de lo que no hemos hecho, de lo idiotas que somos, de lo malo que ha sido nuestro comportamiento con alguien… da igual donde vayamos porque siempre está ahí, criticando, golpeándonos con sus palabras donde más nos duele, porque ella conoce bien nuestros puntos débiles. Y es que, a pesar de llevar tiempo con ella, no sabemos cómo quitárnosla de encima. ¿Hablo con ella para decirle que no me moleste mas? ¿Intento no escucharla y con el tiempo ella sola se callará? ¿Se lo cuento a un amigo a ver si me da alguna solución?

Hablamos de una emoción auto-destructiva, de las peores que puede haber, de la CULPA. El sentimiento de culpa que a nadie le gusta experimentar, pero es necesaria para sobrevivir y adaptarnos. En definitiva, la culpa la podemos definir como un castigo que surge de la creencia o sensación de habernos saltado las normas éticas personales o sociales especialmente si hemos perjudicado a alguien y por consiguiente sentirnos responsables de ello.

El origen viene desde que somos pequeños, cuando comenzamos a desarrollar nuestra conciencia moral, influida por la educación y la manera en que individualmente vemos y nos relacionamos con el mundo.También tiene que ver con lo exigentes y críticos que hayan sido en tu familia y el nivel de exigencia que te impones a ti mismo.

CULPA

¿Qué funciones tiene?

Nos referimos a la culpa negativa cuando nos lleva a pensar en lo que estuvo mal y cómo nuestra conducta nos demuestra que somos malos, irresponsables, idiotas, etc. Reconocemos entonces lo mal que nos sentimos, pero no hacemos nada al respecto y nos flagelamos una y otra vez. Este tipo de culpa es inútil, afecta a nuestra salud física y emocional y nos impide continuar con nuestra vida. 

Nos referimos a la culpa positiva porque su función es la de hacerte consciente de que has hecho algo mal para luego intentar darle alguna solución. Te permite analizar y corregir tu conducta y aprender de lo que sucedió. En este caso hablamos de darte cuenta del nivel responsabilidad que tienes. Si aprendes a reconocerlo, te liberarás de esa sensación tan desagradable.

culpable

Si el sentimiento de culpa fuera un bicho, sería un pulpo. Viscoso, retorcido y con cientos de tentáculos que se te enroscan en las tripas y te las aprietan fuerte. Annabel Pitcher

Identifica si de verdad eres responsable y si es así, TRANSFORMA LA CULPA EN RESPONSABILIDAD. Si lo haces, tendrás una “compañera de viaje” que te hará el camino más fácil.

Si necesitas ayuda, te puedes poner en contacto con nosotras y pedir una cita:

 lapsicologiaestademoda@gmail.com

Esperamos que te haya gustado el post. Si es así DALE A ME GUSTA, COMPARTE Y DÉJANOS UN COMENTARIO.

Y recuerda…LA PSICOLOGÍA ESTÁ DE MODA.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s