A veces siento que me falta el aire

En la actualidad, casi todo cuanto te rodea (trabajo, familia, circunstancias personales) genera grandes dosis de tensión, que producen un estado de inquietud y malestar, que en muchos casos desencadena graves dolencias físicas.

Puede haber cierta confusión entre los conceptos de ESTRÉS y ANSIEDAD. La mayoría de las veces confundimos. “¡Estoy estresado! o “Tengo ansiedad”, frases que dices en algunos momentos del día pero que quizá no sepas distinguir bien qué es lo que realmente te pasa.

Para que puedas poner solución a ello, lo primero es saber diferenciar el estrés de la ansiedad.


El ESTRÉS comienza cuando te viene un problema o varios problemas al mismo tiempo, a los que debes dar una solución adecuada poniendo en marcha tus recursos de afrontamiento (las cosas que que puedes hacer para combatir un problema). Es decir, cuando la demanda de tu trabajo, amigos, familia… es excesiva en relación con los recursos de afrontamiento que posees, desarrollarás una serie de reacciones para adaptarte a esa situación. ¿Cómo? Pues buscando soluciones, que a la vez implican una activación fisiológica (tu cuerpo se pone en modo alarma). ¿Pero de qué forma tu cuerpo se activa?

Esta respuesta (de lucha o huida ante una situación temida) provoca en tu cuerpo importantes cambios, entre ellos: aumento de las contracciones cardíacas o taquicardia lo que, unido al mayor volumen de sangre que saldría de tu corazón, eleva tu presión sanguínea y la tasa del pulso; se produce también una afluencia de sangre a tus músculos principales, una elevación de tu tono muscular, una aceleración de tu respiración, etc.

Esta respuesta de alarma es una respuesta automática del cuerpo ante cualquier cambio, mediante el cual se prepara para hacer frente a las posibles demandas que te plantee la nueva situación.

Pero tienes que tener en cuenta que la respuesta de estrés en sí misma no es perjudicial, sino que hace que te adaptes a la nueva situación facilitando el que dispongas de más recursos (soluciones) para hacer frente a las situaciones que te puedan generar más esfuerzo, y que evalúas como situaciones amenazantes. Esta respuesta ante el peligro procede de los primeros hombres que habitaban en el tierra, en los que la reacción ante una alarma era esencial para la supervivencia. Así, por ejemplo, el poder huir o luchar con todas las fuerzas, ha resultado esencial para que muchos cazadores pudieran sobrevivir hace miles de años. (Esta explicación ya la vimos en el post de No se salva ni Sabina).

El problema viene cuando esta respuesta que ha resultado tan adaptativa para el ser humano se sigue disparando en ambientes donde las amenazas son psicológicas (y no físicas, como cuando nos perseguía un mamut en la prehistoria) y en los que las respuestas de luchar o huir no son adaptativas. Por ejemplo, una situación donde luchar o huir no será lo correcto es la situación de hablar en público, en la que no hay posibilidad de daño físico, si no que se necesita una previa preparación de lo que vayamos a exponer.

Pero ¿cómo podemos saber si darás o no una repuesta de estrés ante una situación? Para ello, hay que considerar un aspecto muy importante: tienes que percibir el ambiente como amenazante y evaluar negativamente tus habilidades para hacerle frente. Con frases como estas: “No voy a poder hacerlo, se van a reír de mi, voy a tartamudear, se me va a olvidar el texto”.

A su vez, esta reacción va a ir acompañada de una serie de emociones negativas (desagradables), entre las que destacan la ansiedad, la ira y la depresión. Nosotras vamos a poner más atención a la ANSIEDAD.

La respuesta emocional al estrés es la ANSIEDAD, provocada por una situación que para ti sea estresante.


La ANSIEDAD, además de ser una respuesta emocional al estrés, puede ser una reacción emocional de alerta ante una amenaza, que puede originarse sin una situación estresante aparente, incluso podemos imaginarla y crearla nosotros mismo sin necesidad de ser verdad. Si de una cosa podemos estar orgullosos de nuestra evolución es de la gran capacidad de imaginación que hemos desarrollado.

El estrés produce ansiedad, pero si padeces ansiedad no necesariamente tienes por qué padecer de estrés.

Por los tanto, la ansiedad se caracterizara por la presencia de síntomas, que dependiendo de cada persona, pueden ser mas de tipo fisiológico, emocional, conductual o cognitivo. Síntomas fisiológicos: tensión muscular, temblor, disnea, palpitaciones, sudoración, diarrea, nauseas, etc. Síntomas emocionales: miedo, tristeza, culpabilidad, inquietud, irritabilidad, etc. Síntomas conductuales: insomnio, hiperactividad, aislamiento, etc. Síntomas cognitivos: pensamientos negativos, preocupación por el futuro, pensamientos recurrentes, etc.

Ahora que ya sabes los tipos de síntomas, pon atención a tu cuerpo, ¿cómo reacciona? ¿eres más de tipo fisiológico, emocional, conductual o cognitivo?

Por lo general y a pesar de todos los síntomas que te puede generar, la ANSIEDAD suele ser adaptativa (consigues adaptarte bien a la situación) si es de igual proporción a la amenaza, transitoria, si solo dura mientras dura la situación que temas y si facilita la puesta en marcha de recursos (soluciones). Sin embargo, la ansiedad se considera desadaptativa (no consigues adaptarte a la demanda de la situación) y se convierte en un problema para ti cuando es desproporcionada a la amenaza, es decir, cuando tus síntomas son muy frecuentes, de mucha intensidad y perduran en el tiempo. 

Si piensas que puedes estar pasando por una situación de estrés  o tienes problemas para controlar tu ansiedad, no dudes en pedir ayuda. Si quieres ponerte en contacto con nosotras para una consulta puedes escribirnos a nuestra dirección de correo:

lapsicologiaestademoda @gmail.com

¡Estamos en Madrid!

Te dejamos un vídeo de dibujos animados de hace muchos años que hizo Walt Disney que explica de forma muy sencilla todo lo que anteriormente has leído.

Si te ha gustado el post de hoy, dale al botón de ME GUSTA, COMPARTE.

Y recuerda…LA PSICOLOGÍA ESTÁ DE MODA.

Fuente imagen destacada:

http://brokenlightcollective.com/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s