Cuando alguien a quien quieres está enfermo con cáncer

Cuando alguien a quien quieres está enfermo con cáncer…te toca reestructurar tu vida completamente. Te encuentras con momentos que no sabes cómo manejar porque las emociones te desbordan, es una situación nueva y no sabes para donde tirar ni a quien pedir ayuda, cómo comportarte cuando estás con él o ella, qué decirle, cuáles son las palabras exactas cuando tiene un mal día.

Aquí te vamos a dar algunas recomendaciones que te pueden ayudar.

La hora de la consulta

Es importante que acompañes a tu familiar en las visitas al médico, tu presencia tranquiliza, ayuda a recordar y corregir los temas que tu familiar quiere consultar a sus médicos, y la posible referencia a otros servicios que pueden ayudar a mejorar la calidad de vida: psicooncología, fisioterapia, nutrición, unidad del dolor, enfermería, farmacia…en caso de necesidad y acudir a las asociaciones de pacientes.

Cuando vas a la consulta, no serás la primera ni la última persona que le ocurra, pero puede pasar, que tú quieras saber más que tu familiar de la enfermedad. Pregúntale, si no le importa que le hagas unas preguntas a su médico cuando no este él delante, o por si por el contrario tu familiar quiere entrar un día sólo a la consulta. Porque el paciente está enfermo, pero no debe perder su autonomía. Deja que el tome decisiones y tome el control de su enfermedad. ¡La información siempre es poder!

El día a día 

Ser consciente de que tu familiar, amigo…puede estar aparentando “una cara de felicidad”  aunque realmente no se sienta así. Puede ser una forma de intentar proteger a las personas que están a su alrededor y a sí mismo, de sentimientos dolorosos. Si piensas que puede estar sucediendo, dile este mensaje, es algo así como decir: “Quiero cuidarte, estoy aquí para ti ya sea que estés contento, triste o sufriendo”.

día mundial de cáncer el diván más original

Escucha y comparte tus sentimientos y emociones.

– El tono de voz, gestos y expresión facial ayudan a la comunicación.

– No intentes adivinar el pensamiento, pregunta.

– Se paciente y da tiempo para que él o ella acepte y se adapte a la enfermedad.

– El paciente puede desear estar en silencio o solo.

Tolera el llanto, es una reacción adecuada y actúa como desahogo.

Espera a que se calme para hablar, no tengas prisa.

– Cuando no sepas que decir, el contacto físico (un abrazo…) puede transmitirlo todo.

Expresa tus opiniones utilizando la palabra yo: “Yo desde mi punto de vista…”

Evita la estabilización por hechos anteriores:Llevo toda la vida diciéndote que dejes.

Establece límites. El estado de humor de tu familiar puede ser cambiante, la frustración puede causar enfados, que culpe por errores cometidos involuntariamente, finja síntomas para captar más atención, haga reproches, levanta el tono de voz, insulta e incluso golpea. En estos casos es importante ignorar cuando muestre estas conductas. Cuando esté tranquilo, aborda el problema y busca soluciones. Si persiste el problema consulta con un profesional Contacto

Evita la conspiración del silencio. Se denomina así cuando se le oculta al paciente la información acerca de la enfermedad, consecuencias o el tratamiento, con la intención de protegerle de preocupaciones y temores.

Testimonio real:

– Paciente: Fuí al cardiólogo y vi en mi informe médico unas siglas que no sabía qué significaban, LLC, le pregunté que qué significaban y me dijo que era Leucemia Linfocítica Crónica. Me que quedé en shock, me entro mucho miedo y me puse a llorar. Era Leucemia, me iba a morir.

Esta protección ocultando información, puede ser perjudicial para el paciente. Se puede enterar por otra fuente de información, como le pasó a esta paciente. En este caso, la manera de afrontar la enfermedad puede ser mejor o peor dependiendo de cómo el médico de el diagnóstico.

Para que esto no pase…

  • Identifica tus propios miedos. ¿Qué es lo que me preocupa que el o ella conozca? ¿Qué pasaría si habláramos abiertamente?
  • Piensa en ventajas e inconvenientes de hablar de la enfermedad.
  • Ponte en su lugar. ¿Y si tú fueras él o ella?
  • Valora las consecuencias. ¿Cómo crees que se sentiría en el momento en que perciba lo avanzado de su enfermedad y que se le está engañando?
  • Escucha y pregunta para conocer qué es lo que quiere saber.

Nos podemos encontrar con pacientes que no desean información. Viven la enfermedad sin querer saber, pero siguen las recomendaciones del médico sin presentar altos niveles de ansiedad. El paciente tiene derecho a ser informado, pero puede no querer saber. En estos casos no es conveniente ofrecer información  que no desea.

El cuidado de uno mismo

Cuidar de una persona con una enfermedad grave exige reorganizar la vida familiar, laboral y social. Se producen situaciones que conllevan sentimientos de impotencia, de culpa, tristeza… Un importante desgaste físico y emocional.

el diván más original- cáncer

Consejos importantes

  • La falta de sueño produce irritabilidad, cansancio, falta de atención y malestar emocional. Haz siestas cortas durante el día, aprovecha cuando tu familiar descansa, pide ayuda para hacer turnos por la noche.
  • Evita aislarte. Busca tiempo para relacionarte con otras personas.
  • Organiza el tiempo y prioriza. Decide qué actividades son importantes.
  • Lleva a cabo ejercicio moderado. Tal como pasear.
  • Implica al enfermo en todas las decisiones posibles. Recuerda la importancia de la autonomía.
  • Pide ayuda a otros familiares. Sabemos que es difícil pedir ayuda porque no queremos implicar a nadie más y porque creemos que es responsabilidad nuestra y no queremos molestar.
  • Si te ves agobiado, y piensas que no lo estás manejando bien la situación, no dudes en buscar ayuda a un psicólogo.

Saber cómo pedir ayuda

  • Expresa claramente qué tipo de ayuda se necesita.
  • Realiza reuniones familiares para hablar del tema. Necesidades del cuidado del paciente y decidir qué puede hacer cada uno para contribuir en la tarea. Se sentirá más acompañado, seguro y tranquilo.
  • Expresa y escucha sus puntos de vista.
  • Organiza turnos de cuidado. Si se necesita atención por la noche o la solicitud de un profesional algunos días de la semana.
  • Expresa la satisfacción y agradecimiento por la ayuda recibida.

 

Recuerda…

“Para cuidar adecuadamente a otra persona, es necesario cuidarse, disponer de tiempo para el descanso  y la distracción y proporcionarse el mayor bienestar”.

 

El Diván Más Original ©

Anuncios

Un comentario en “Cuando alguien a quien quieres está enfermo con cáncer

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s