Ese tira y afloja que nos engancha

Una de cal y otra de arena, ese tira y afloja que nos engancha, cuando aparece y desaparece sin motivo alguno…así es como se comporta ese/a idiota que juega contigo pero que te gusta tanto. Relación sin compromiso, de no me voy a comprometer contigo porque no quiero nada serio, de no me voy a implicar porque no quiero hacerte daño.

Solo excusas.

Seguro que te suena bastante esta situación, ya sea porque lo estés viviendo ahora, lo hayas vivido, o lo vivas a través de un amigo/a. Historias para no dormir, buscando una respuesta que nunca llega, que te desequilibra, que ocupa la mayor parte de tu tiempo y nunca mejor dicho, perdiendo tu tiempo. ¿Será que no soy suficiente para el/ella?¿he dicho algo que no le ha gustado?¿qué espera de una relación?¿tengo que ser mas lanzado?…

pexels-photo-614503

No, a ti no te pasa nada. Deja de darle vueltas.

A veces, en las parejas o “proyectos de parejas”, uno de los dos, puede no estar jugando limpio, y con esto nos referimos a que esté en el punto de que no avanza la relación, se queda ahí, en el mismo punto, donde la otra persona quiere, no donde tú quieres. Al final te quedas enganchado a una relación que no es sana para ti, a una relación tóxica.

Un ejemplo:

Conoces a una persona y empieza a gustarte, al principio está todo el día pendiente de ti, te pregunta por tu día, cómo estas, te escucha cuando tienes un problema, te dice cosas bonitas. Eso es lo que llamamos un refuerzo positivo (te está dando algo que te gusta).

Un vez que esa conducta se mantiene durante un tiempo, de repente, sin saber por qué, cambia la situación y desaparece del mapa, como si la tierra se lo hubiera tragado. “Seguro que ha perdido el móvil, se habrá quedado sin batería, se habrá muerto…” . Esto es como un castigo, no te da algo que te gusta, (el hacerte caso). Pero no ha muerto, no. Aparece en una semana, desparece, vuelve al mes, desaparece, vuelve a los tres meses…Y así sucesivamente. Esto hace que estés pegado al móvil, deseoso de que te escriba y te preste atención.

En Psicología hablamos de refuerzo intermitente, cuando hay un intervalo de situaciones agradables y desagradables premiando la conducta solo algunas veces. Es por eso que es mas difícil que el comportamiento desaparezca y hace que se mantenga más en el tiempo. Es un mecanismo de sufrimiento-reconciliación y vuelta a empezar llegando a ser los períodos de tranquilidad en la relación cada vez menos frecuentes y de menor duración en el tiempo.

portrait-3159521__340Esta técnica de manipulación hace que sobrevalores los momentos agradables que te da la otra persona y pases de la fascinación a la decepción.

Ten cuidado porque es muy adictiva y crea una dependencia emocional muy grande. Llegas a pensar incluso cosas como   «Estoy mal, pero se que en algún momento todo va a ir bien” . Ese es el momento donde la adicción ya se encuentra instaurada, es como cuando juegas a pesar de perder… porque en algún momento ganaste.

Por esa razón insistes tanto, por que a pesar de las pocas probabilidades que tienes de que funcione, piensas que merece la pena.

Pero, ¿cuándo es el momento de decir basta? Sabes que es momento de dejarlo atrás cuando ya no tienes fuerzas, estas agotado , tus niveles de ansiedad están por las nubes…porque te das cuenta que no vas a sacar nada en claro. ¿Pero cómo lo haces?

La autoestima juega un papel importante para que no caigas en este juego. Lo primero es saber quien eres, lo que quieres y  lo que no, tener amor propio y decir,”me merezco algo mejor”.  En otras ocasiones hemos comentado esta tendencia, el estar centrado en lo que querrá la otra persona, pero nunca te preguntas lo que quieres tú.

La buena comunicación, es la base de una relación duradera y sana. Desde el respeto mutuo y el derecho a expresar como te sientes, expresar también tus opiniones  de un modo asertivo.

Las metas y valores que tengáis en común. La forma que tengas de ver la vida, el planear un futuro en común con tu pareja.

La libertad e independencia, desde la confianza que tiene que haber entre ambos porque nadie pertenece a nadie.

 

Amar con inteligencia y de forma plena es el resultado de un acto deliberado, un propósito que requiere y al mismo tiempo demanda buscar la excelencia. Si nos limitamos a dejarnos llevar, a actuar de forma pasiva esperando que el otro diga, el otro haga, el otro adivine y me corresponda derivaremos en la frustración más absoluta.                                             

                                                                              Erich Fromm, en su libro “El arte de amar”

El Diván Más Original ©

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s